The Royals: Imperialismo Cultural británico en el Perú

Un texto para la comunidad de fotógrafos y otros artistas independientes 

                                                                                       Foto: Google

 

 

Arbitrarios e irrespetuosos con el trabajo de los demás o por lo menos con el trabajo de los fotógrafos. El imperio británico, perdón, el teatro Británico a través de una empleada del mismo que ostenta el cargo de Jefe Artístico y con quien me comuniqué para pedir permiso, como siempre lo he hecho, de tomar fotos del 7mo. Festival Fusiones Contemporáneas para una nueva publicación y para un próximo libro dedicado a mis más de 25 años fotografiando la escena nacional, me manda una lista de considerandos de 8 ítems. Todo muy bien hasta que se llega al punto sétimo. Ahí, se exige que los fotógrafos firmen un documento cediendo los derechos completos de las fotografías GRATUITAMENTE al imp…perdón, al teatro Británico.

Como si un fotógrafo fuera un artista de segunda categoría o algo peor, ¿uno debe regalar su trabajo así porque sí? ¿Tan solo porque se les da la gana a ellos de menospreciar el trabajo de los demás? Tal vez están confundidos al ver que sus celulares tienen una cámara y les parece fácil tomarse fotos a cada rato, estas personas - y el Británico no es la única institución a la que he tenido que escucharle tamaña estupidez – ya hace algo así como un año atrás, una de las cabezas de uno de los más importantes grupos nacionales, Escena Contemporánea, también tuvo el desatino de exigir lo mismo, que les cediera y por escrito los derechos de mi trabajo. Demás está decir que me reí y le contesté que el trabajo no se regala.

Ese es el problema de que la oferta de teatros se reparta siempre entre los mismos. Se llegan a creer pequeños reyezuelos. Tal parece que mientras más dinero ganan, más avaros se vuelven. No sé cómo se puede trabajar en el ámbito cultural y no tener respeto hacia el trabajo de otros artistas. No lo concibo y escribo esto para que mis amigos y compañeros fotógrafos y cualquier otro artista, no se deje manipular y jamás acepten regalar su trabajo. Más bien hay que sacar a la luz arbitrariedades como estas. La gente del teatro Británico debería darse cuenta que no somos y nunca fuimos su colonia y que el trabajo de las personas se debe respetar. Uno puede compartir algunas fotografías como agradecimiento, pero de ahí a que te exijan firmar un documento donde ellos pueden hacer lo que quieran con todo tu trabajo, imposible  Felizmente nos quedan aún otras instituciones como el ICPNA, la Alianza Francesa, el Centro Cultural Ricardo Palma, el Centro Cultural de la Pacífico, el Centro Cultural de España, entre otros que siempre han respetado el trabajo de los periodistas y fotógrafos a los que ven como aliados y no como seres inferiores a los que doblegar y sangrar. Respetos guardan respetos.

Please reload

Featured Posts

Perfiles 1 / fiorella rodríguez y el beneficio de la duda

October 30, 2015

1/5
Please reload

Recent Posts

June 28, 2016

Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic